Archivo de la categoría: Uncategorized

Minientrada

Poco a poco reorganizando mi vida (…y van…) pero con el sentimiento de que esta vez estoy en el buen camino. Tuve problemas con los cambios que introduje en esta plantilla y hasta hoy no he descubierto el sencillo mecanismo de exportar/importar.

NUEVA DIRECCION DE MOMENTO http://pattylo.wordpress.com/

Migración y recomposición

Anuncios

El misterio del billete de 50 euros

Estándar

En las estaciones de metro, la presencia de máquinas expendedoras gana por goleada a las taquillas gestionadas por trabajadores y, aunque reconozco que en momentos de prisa extrema opto por el factor técnico antes que por el humano, estoy empezando a coger antipatía a esa red de pantallas tragaperras. Primero, hay que distinguir entre efectivo o tarjeta; en el primer caso se imposibilita el uso del billete de 50 euros y yo me pregunto las razones. Rectifico, me da igual el origen de esa decisión gilipollesca, solo sé que si tengo un billete de esa cantidad, tengo que comprarme otra cosa que quizás no necesite en ese momento para poder adquirir un billete que si necesito, pero al que no tengo acceso. Y si comprase el pan o el periódico, dos básicos muy socorridos para estos momentos, se que estaría fastidiando a los vendedores que me tienen dar un cambio muy superior al gasto que efectúo.

En el segundo caso, para poder utilizar tu tarjeta y adquirir tus billetes tienes que realizar un gasto superior a 5 euros, cosa que no sucedia hasta hace unos meses y que conduce a la idea de que no se trata de una mera cuestión técnica de funcionamiento de dichas máquinas, sino más bien de una cuestion económica de los gestores de las mismas. ¿Y si quiero comprar un billete de un viaje, porque tendría que adquirir un bono de diez o en su defecto cinco individuales? La idea utilitarista de que seguramente en algun momento dichos billetes me harían falta no me consuela, es más, incrementa mi enfado porque con mis múltiples despistes soy candidata a perderlos y, qué coño, soy yo quien decido cuando, donde y en que gastar mi dinero. O por eso lucho cada día.

Y encima en breves subirán el precio del billete sencillo, que se mantenía congelado ante el aumento sin control del bono de diez viajes…

Los últimos días de Kurt (Last Days)

Estándar

Vivimos inmersos en una cultura de masas, que produce productos clónicos, de fácil digestión a corto plazo pero que estropea nuestro estómago a la larga. Trabajo, o digamos que intento trabajar lo que me dejan, en un mundo audiovisual sin sorpresas, dominado por las supuestas formas de éxito, estructuras canónicas y reglas de oro que todos, incluso el espectador menos avispado, conocemos. Lee el resto de esta entrada

John Lennon vs Anibal Smith

Estándar

Quizás la vida sea lo que te sucede mientras estas ocupado con otros planes, pero me gusta pelear e insistir hasta mi último aliento para que conseguir  sacarlos adelante.

Contaba en mi poder con el abono de cuatro dias para Benicassim y tenía apalabrado apartamento compartido con mis amigos festivaleros, fiberos de pro junto a los cuales cumplo con las santa tradición benicassiana desde hace años. Todo ello sin saber que sería de mi vida en julio. Y por suerte me salió trabajo veraniego, y por desgracia esto dejaba mi agenda a merced del cambio de los planes semanales de rodaje.

Y como Shit happens, al final he trabajado hasta ayer a las 22.30 sin alternativa posible. Pero, siguiendo con las frases celebres y como me gusta que mis planes salgan bien, revendí mi abono y compré una entrada para el sábado que hoy exprimiré hasta que el autobús de mañana me devuelva al pasado con los Alcántara…

15-M, el río que no debe cesar

Estándar

Reconozco sentirme emocionada. Y altamente sorprendida. Y por fin, orgullosa de la sociedad en la que vivo. El domingo participé en la manifestación, no llegué a vivir la situación de violencia que impulsó esta acampada, esto es, la protesta por los detenidos, continuada por la necesidad de seguir gritando que vivimos en algo que llaman democracia y no lo es. El lunes me pasé con mi madre por sol, por curiosidad  y con la idea de levantarme al dia siguiente e ir a hablar con ellos, porque esa noche tenía una cita ineludible. Me levanté con malas audiencias y con malas noticias, habían desalojado a los acampados esa madrugada, a una hora que sugería premeditación y alevosía. Pero calcularon mal sus fuerzas, las nuestras y el caldo de cultivo que se había formado. Porque todo esto ha empezado hace tiempo, con pequeñas concentraciones en Sol, con pequeñas protestas ciudadanas, pero ha sido la manifestación el detonante de la protesta y el desalojo la chispa definitiva. Lee el resto de esta entrada